S&P deja el ráting de España al borde del bono basura,Datos macroeconómicos, economía y política – Expansión.com

S&P deja el ráting de España al borde del bono basura,Datos macroeconómicos, economía y política – Expansión.com.

11.10.2012Estela S.Mazo

El motivo: el agravamiento de la recesión, las tensiones económicas y políticas, y las dudas de la eurozona limitan las opciones políticas del Gobierno para contener el declive. Es el tercer recorte del ráting español en lo que va de año.

Nuevo varapalo a la economía española. Y en el peor momento: Standard & Poors ha rebajado el ráting de la deuda soberana dos escalones, de BBB+ a BBB-. Este nivel, que supone pasar de aprobado alto a aprobado bajo, deja al país al borde del bono basura y le iguala a Azerbaiyán, Colombia, Croacia, India, Islandia, Letonia, Marruecos, Montserrat o Uruguay. Y, además, con perspectiva negativa.

Por debajo de esa nota, España quedaría ya fuera de cualquier tipo de calificación de BBB, es decir, que las inversiones en el país dejarían de contar con los parámetros de protección adecuados, como define S&P.

Una mala noticia, por tanto, pero que en el fondo no sorprende. Es el remate del descenso continuado del ráting por parte de esta agencia que comenzó en enero de 2009, cuando el país perdió la AAA. Además, el mercado ya está preparado para otra posible rebaja este mismo mes de Moody’s, que ahora otorga a España una Baa3 (también a un paso del borde del bono basura). Fitch, por su parte, mantiene un ráting de BBB, a dos escalones de ese nivel crítico.

Dos grandes argumentos
Con este caldo de cultivo, el comunicado de S&P llegó a las 23:09 horas de la noche española, pocas horas después de que el Ibex perdiera los 7.700 puntos en su tercera caída consecutiva. Así que será hoy cuando los mercados respondan a la rebaja y a la demoledora explicación que da la agencia, que alude a que se está acabando el margen de acción del Ejecutivo: La profunda y severa recesión está limitando las opciones políticas del Gobierno español para contener el declive, explica.

Esa pérdida de capacidad de acción viene motivada por dos razones: la propia situación nacional y la incertidumbre europea.

Sobre el primer punto, S&P señala que el aumento del paro y las restricciones del gasto intensificarán probablemente el descontento social y contribuirían a la fricción entre los gobiernos central y regionales. Apunta que la cercanía de tres procesos electorales autonómicos, unido a las dificultades financieras de algunas comunidades, pone la puntilla a este proceso. El resultado pasa por mayores riesgos para las finanzas públicas derivados de ese aumento de presiones económicas y políticas.

Sobre el segundo punto, la eurozona, dice que las dudas sobre el compromiso de algunos miembros para mutualizar el coste de la recapitalización bancaria son un factor desestabilizante de la perspectiva crediticia del país. Esto significa que esas palabras del Eurogrupo de junio comprometiéndose a romper el círculo vicioso entre bancos y soberanos no suponen necesariamente, según S&P, que se permita que el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM) inyecte fondos en las entidades para las que ya se ha pedido ayuda.

Estos dos factores son mucho más peligrosos de lo que puede parecer, pues también incluyen un condicional futuro: la agencia podría rebajar más la nota de España si se reduce el apoyo político a las reformas y si el respaldo de la eurozona no logra mantener los costes de endeudamiento a niveles sostenibles.

Previsiones demasiado optimistas
El resto de argumentos que pone la agencia son más conocidos. Por ejemplo, recuerda que las previsiones de los Presupuestos son demasiado optimistas. No en vano, S&P prevé que el PIB caiga un 1,8% este año y un 1,4% el próximo, cifras que distan del retroceso del 1,5% para 2012 y del 0,5% para 2013 de Rajoy.

Cuestiona especialmente los objetivos de déficit ante la caída continuada del empleo y la intención del Ejecutivo de actualizar las pensiones. Para cumplir con estas metas entiende que el Gobierno tendría que adoptar medidas adicionales de consolidación presupuestaria. Medidas que, a su vez, aumentarían la recesión, convirtiendo España en un círculo vicioso que termine de hundir su ráting. Consecuencias para la banca La agencia ha avisado el jueves que la rebaja de ráting a España “puede tener impacto negativo” en las calificaciones de los bancos.

Advertisements
%d bloggers like this: